jueves, 18 de diciembre de 2008

Bosque de pinceles

Bosque de Pinceles o el paisaje o la vida o la muerte o la abundancia o colores que son huellas o sueño botánico o deseo o la esperanza... desde la orilla del pantano (con el agua en los tobillos)
Cuando experimienté, de la mano de Miguel Gómez Losada y Manuela, El pantano de la Vida en septiembre se iluminó una imagen, una imagen que ha sido recurrente en estos extraños meses de otoño de 2008 y que ayer pude por fin comprender en la celebración de La Esperanza en la Galería Carmen del Campo, en Córdoba. La imagen era sin duda un universo sumergido, una escena de La noche del Cazador de Charles Laughton, que se me reveló anoche como paisaje construido en colores inaccesibles, los colores que se volaron con el último hilillo de vida de la mujer asesinada por Robert Mitchum. Los colores que fueron en ese paisaje muerto, yermo, de la escena de la película se me han venido a instalar en el cuadro de Miguel, alumbrándome así un retorno a la esperanza.
Juan de Arellano y su minuciosa y estética comprensión de la funcionalidad botánica de las flores se me hace visible también tras algunos cuadros de Gómez Losada. Especialmente en aquellos en los que ha optado por un fondo negro, profundísimo, abigarrado de símbolos y poesía. Comprender la botánica por el rastro abandonado tras una ráfaga de viento es un juego divertido, inocente e íntimo. Saber qué flores blancas, cuáles rojas, de dónde procede el viento, por dónde se oculta el sol, descubrir la vida, en fin, agazapada en la sombra dispuesta a asaltar tu corazón en cualquier recodo de este bosque de pinceles.

7 comentarios:

Super LIKI dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Super LIKI dijo...

Como siempre, un toque de color en el día a día cada vez que me paso por aquí y hay cositas nuevas. Tus fans te echamos de menos, pero siempre agradecidos cuando nos cuentas y podemos leer tus sensaciones, se disfrutan mucho.
Tengo ganas de ver la expo de Miguel, ¿propuesta para enero?

Un beso grande.

Madeleine dijo...

Gracias por tu bienvenida a una nueva bloggera. Aún soy muy torpe en el manejo del blog. Creo que salta a la vista :-)

Yo también admiro la pintura de Miguel. La hondura conmovedora de su universo, las flores.

Un abrazo.
Ah, muy muy linda foto.

miguel gómez losada dijo...

Fíjate, hay una escena en la película de El cazador que ha sido determinante para mi trabajo; supongo que está subyacente en El pantano de la vida: Cuando los niños escapan en la barca, el río está iluminado teatralmente, dándole un aspecto fantasmagórico. El agua, los remolinos, las orillas, la vegetación y árboles que se asoman al agua rozando (caricia) la embarcación... eso sí que es mágico!

María José Carmona dijo...

"El bosque es el jardín secreto del mundo".
El bosque es el gran recurso de las princesas: en él se pierden, se refugian, se esconden, y en él tienen encuentros extraordinarios.
El bosque está poblado por una multitud de seres: enanos (generalmente en grupos de siete), ogros, duendes, príncipes andantes, dragones, brujas, unicornios.
Hay bosques frondosos y sombríos, llenos de matorrales espinosos, jabalíes y setas venenosas. Hay bosques con claros luminosos, donde los pájaros cantan y retozan los ciervos, las liebres y otros animales de ojos dulces. Y está también el bosque cuyo nombre he olvidado, aquél por el que es agradable pasear el domingo, y donde, en el recodo de un camino, se divisa el roble azul (Roble azul: extremadamente raro, el roble azul es una especie protegida de nuestros bosques. Reconocible desde lejos por su olor a menta fresca y a hierba recién cortada; se puede encontrar aquí o allá, al borde del camino o en el fondo de un barranco. Si veis uno, observadlo bien, siempre anda una princesa cerca).

Te quiero.

gómez losada © dijo...

De paseo por tu blog (10:59h domingo 7 de junio con sol)

Un beso Rosa

Jelqing Exercises dijo...

Me gusta mucho conocer lo diverso que es el arte y todo lo que se puede lograr con un poco de imaginacion.